brújulas de buceo

Brújula de buceo

Muchos buceadores consideran que la brújula dentro de los elementos que componen un equipo de buceo es un accesorio secuandario, en mi opinión este elemento es uno de los más básicos. En este post de Divingsur.blog te voy a contar sobre sus diferentes tipos y usos.

Que elegir brújula o compás?

Si bien algunos grupos de buceadores consideran que la brújula es un accesorio del equipo de buceo, en mi opinión basada en mi experiencia como buzo se trata de uno de los elementos más básicos que componen nuestro equipo. Todo buceador debería llevar una al momento de realizar una inmersión, sean cuales sean las características de la misma.
Brújula o compás, para muchos son una misma cosa y lo cierto es que cumplen una misma función, pero de diferente modo…

Funciones de la brújula en el buceo


Tanto la brújula como el compás, cumplen la fundamental misión de orientarnos  en nuestras inmersiones.
En la gran mayoría de las ocasiones en las que realicemos un descenso, resulta necesario que el punto de ascenso a la superficie coincida con el lugar elegido para el comienzo de la inmersión. Ya sea una embarcación o cualquier punto en la costa, deberemos regresar al lugar donde nos esperan nuestras ropas y compañeros.


Alcanzar una zona desconocida no tiene porqué suponer ningún peligro, siempre y cuando se haya controlado perfectamente la inmersión pero ¿qué sucedería en caso de que nos encontremos con el mar picado, con corrientes o con mal tiempo? Sin duda resultará necesario, casi vital, que la costa o la embarcación se encuentre lo más cerca posible para poder alcanzarlos sin demasiadas dificultades.


El uso de la brújula (utilizando esta palabra en sentido genérico) resulta vital en cualquier inmersión, aunque la consideremos muy sencilla o sea en una zona en la que hemos estado mil veces y creamos conocer a la perfección.
Pues bien, para que esto sea así bajo cualquier circunstancia, precisamos disponer de una brújula o de un compás ¿cuál elegir? Es una decisión personal que conviene meditar.

Brújula de buceo


Todos conocemos las utilidades de una brújula, sin duda uno de los elementos más importantes para la orientación terrestre y marítima. A través de la punta de su aguja imantada nos señalará en todo momento el norte magnético de la Tierra, dato básico para poder trazar los diferentes rumbos a lo largo del mar y de la tierra.
Pero ¿qué sucede cuando debemos orientarnos bajo el agua? Disponemos de la denominada brújula de buceo, que nos ayudará a seguir un rumbo previamente fijado, localizar nuestra situación, determinar el lugar al que queremos llegar… resulta por tanto básica como elemento del equipo (sobre todo si no disponemos de referencias válidas).
El problema se encuentra en saber cómo interpretar correctamente la información que nos da la brújula.

Efectivamente, esto que tan sencillo nos parece cuando nos encontramos en la superficie resulta sumamente difícil de conseguir bajo el agua; de hecho hay muy pocas personas que sepan realmente leer una brújula de buceo.
Existen también las denominadas brujula de agua, una opción más barata y en consecuencia algo menos fiable. Dispone de una aguja pivotante cuyo extremo es atraído por el polo norte magnético; pero puede sufrir de forma más acusada los efectos de la presión al estar llena únicamente de aire.
Para usarla adecuadamente deberemos en primer lugar girar el bisel hasta que consigamos que el rumbo deseado coincida con la línea de rumbo. Después sólo tendremos que mantener la aguja siempre sobre el norte del bisel.

Uso del compas


Podríamos decir que el compás es el elemento que surge como “sustituto” de la brújula ante la enorme dificultad para su utilización bajo el agua.
Aunque genéricamente se le conoce también como “brújula”, lo cierto es que el compás es mucho más. La diferencia fundamental entre ambos es que el compás dispone de una pantalla de visión lateral que nos informará de forma directa sobre el rumbo a tomar en cada momento. Por lo tanto no es preciso girar nuestro eje para colocar la aguja magnética como deberíamos hacer con la brújula, proporcionándonos una lectura mucho más sencilla y rápida.
Entre los diferentes compases que podemos encontrar en el mercado sin duda el más utilizado es el de “disco móvil”. Éste modelo dispone de un disco o placa flotante que incorpora una escala de rumbos. La lectura se realiza directamente observando la línea de rumbo (la que pasa por el centro de la brújula, alineándose con nuestro sentido de avance); lo cual resulta mucho más cómodo.

Diving sur


Este tipo de compás está lleno de un líquido con el que se consigue reducir los efectos de la presión, lo que garantiza la fiabilidad de la aguja.
Su cómoda lectura, su fiabilidad y su coste asequible convierten a este tipo de compases en los más utilizados en la actualidad.
Por supuesto también disponemos de los modelos “digitales”, que ponen al alcance del buceador todas las novedades tecnológicas, lo que se traduce en una gran cantidad de prestaciones: almacenamiento de diferentes rumbos, copia del camino de vuelta, cronómetro… Ni que decir tiene que todo esto hay que pagarlo y que, por supuesto, para utilizarla convenientemente se requiere de cierta experiencia.

Funciones de la brújula de buceo


Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de utilizar un compás o brújula es que la lectura siempre deberá realizarse con el aparato en posición horizontal, teniendo en cuenta que el máximo de inclinación que permite su consulta oscila entre los 20 y los 40º. Al superar este límite el disco se puede atascar, dando una lectura totalmente incorrecta.
Durante la inmersión deberemos mantenerla constantemente alejada de otros objetos metálicos, puesto que pueden provocar distorsiones en la aguja imantada.
Conviene además que cada cierto tiempo comparemos nuestra brújula con otras, para garantizar así la correcta alineación.


En cuanto a su cuidado, sólo dos reglas básicas:

  • Evitar los golpes.
  • Lavarla con abundante agua tibia después de cada uso.

Qué brújula de buceo comprar

Brújula de buceo


Cuando necesitamos comprar un compás o brújula, resulta imprescindible que tengamos en cuenta una serie de consideraciones que a continuación te voy a indicar:

  • Comproba que la estanqueidad está perfectamente garantizada.
  • Busca un modelo de fácil lectura: una esfera amplia y luminosa resulta siempre más fácil de leer, incluso con poca iluminación. No te olvides de que existen modelos con esferas fosforescentes.
  • Revisa que los materiales en los que este fabricados sean resistentes.
  • Si vas a elegir un compás digital comprueba que disponga de mandos fáciles de manipular. Tene en cuenta que en el agua vas a llevar guantes y eso puede dificultar enormemente su manipulación.
  • Existen brújulas con burbujas de aire en su interior, si el modelo elegido la tiene deberemos comprobar que no interfiera en su correcto funcionamiento, de tal forma que la lectura sea la correcta. En caso de que esta burbuja sea muy grande, resultará recomendable cambiar esa brújula y buscar otro modelo.

No esta de mas decir que, una vez que compres las brújula que te va a acompañar en tus inmersiones, vas a tener que practicar con ella hasta que la domines totalmente en su uso y funciones si las tuviera. Una duda bajo el agua puede convertirse en un serio riesgo. En el siguiente post te dejo algunos consejos para que elijas las especialidad de buceo para tu correcto entrenamiento, entre ellas la especialidad de buceo y navegación.

Hasta el proximo post de www.divingsur.blog 👌

Un comentario en “Brújula de buceo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s