Bucear en cuevas

Dentro del buceo, el espeleobuceo o buceo en cuevas, es una de las disciplinas que más riesgo presenta, es una especialidad apta solo para los que gusten de experiencias cargadas de adrenalina y no sufran de claustrofobia ni se angustien con facilidad. En este post de Divingsur.blog te voy a contar sobre el espeleobuceo o buceo en cuevas.

Que es el espeleobuceo

Divingsur
Seguinos en las redes

Si consultamos a buceadores y espeleólogos ambos seguramente podrían dar una respuesta diferente a esta pregunta, cada uno desde su punto de vista personal, pero una buena definición de espeleobuceo podría ser: La combinación de espeleología y el buceo basada en la exploración de cuevas o cavernas inundadas.

Dentro del espeleobuceo podemos distinguir varios tipos, que dependen del nivel de penetración, la luz y el riesgo. Los dos tipos de espeleobuceo más comunes son el buceo en cavernas y el buceo en cuevas ¿En qué se diferencian?

Diferencias entre buceo en cuevas y buceo en cavernas

Buceo en cavernas

Las distintas certificadoras poseen sus estándares de profundidad y penetración, que si no más de 60m de penetración y 30m de profundidad, que si 40m en total (profundidad y penetración lineal) desde la entrada, etc. Pero hay un estándar en el que todas ellas parecen coincidir, y es que el buceo en cavernas es el buceo que se lleva a cabo en la zona iluminada de la cueva y la entrada de luz debe de ser visible en todo momento. Esto significa básicamente que la salida debe de ser visible siempre mientras buceamos.

Buceo en cuevas

Entonces siguiendo la definición anterior se podría definir el buceo en cuevas como: aquél buceo en el que las inmersiones se llevan a cabo más allá de la zona donde llega la luz o se ve la salida. Dependiendo de la certificadora también se tendrán en cuenta la profundidad, la penetración o la suma de ambas. 

El buceo por la noche en una caverna se considera a efectos de requisitos y entrenamiento buceo en cuevas debido a la ausencia de luz.

Algunos espeleo-buceadores opinan que ni el buceo recreativo en cuevas ni mucho menos en cavernas puede considerarse espeleobuceo. Solo aceptan como espeleobuceo el que se practica con fines exploratorios y/o de investigación. Como en casi todo en los tiempos que corren, la polémica está servida.

Bucear en cuevas

Antes de pasarse al “lado oscuro del buceo” (como comunmente se conoce este tipo de inmersiones) hay que tener en cuenta que el buceo en cuevas requiere de un aprendizaje gradual. Una vez que nos sentimos plenamente cómodos y seguros bajo el mar empezaremos por realizar breves inmersiones en pequeñas cuevas en las que no perderemos de vista la salida.

Durante estas inmersiones debemos aprender los elementos básicos y formas de proceder en este tipo de escenarios de la mano de un guía experto. Esto incluye algunos aspectos clave como la planificación de gases, profundidad máxima, iluminación adecuada, marcaje del recorrido y necesidad de entrenamiento específico.

El mejor modo de iniciarse en el buceo en cuevas es contar con un buen instructor, para ello es recomendable que contacte previamente con otras personas y conocer de primera mano qué tal fue la experiencia, como siempre en todos especialidad de buceo es sumamente recomendable y de carácter obligatorio realizar la certificacion de Full Cave.

Nunca tengas miedo de hacer saber a tu instructor si algo está más allá de tu zona de confort. Progresa con cautela, poco a poco y, sobre todo, recuerda: cualquiera puede abortar una inmersión en cualquier momento.

Cada nivel de entrenamiento incrementa en el buceador la posibilidad de experimentar ansiedad, por lo que se debe ganar experiencia gradualmente antes de seguir progresando. En el último nivel el full-cave-diver aprenderemos a bucear en cuevas complejas, navegar líneas cortas llamadas “saltos” y utilizar demarcadores de líneas como flechas y “cookies” para guardar la información…en definitiva aprenderemos a planificar y seguir un plan en cualquier tipo de cueva y sin ningún límite más allá de los que su sentido común y su preparación, formación y experiencia te dicten.

Equipo necesario para el buceo en cuevas

El buceo en cuevas es un tipo de inmersión sumamente exigente que requiere de grandes habilidades y experiencia para afrontarla con plenas garantías. 

En primer lugar hay que destacar que este tipo de buceo es físicamente exigente por lo que es muy recomendable un gran estado de forma que además es un factor clave en la reducción del riesgo de enfermedad por descompresión. Por ello es recomendable realizar regularmente algún tipo de ejercicio aeróbico al menos dos o tres veces por semana. En el siguiente post te dejo consejos de entrenamiento para bucear

A nivel técnico, este tipo de inmersiones también son muy exigentes por lo que cualquier formación extra con la que contemos (rescue diver, nitrox etc) será de gran ayuda, por supuesto la experiencia reciente y continuada es también necesaria. Por ello se recomienda haber realizado al menos de diez a doce inmersiones en los seis meses anteriores a la realización de una inmersión de este tipo. En el siguiente post te dejo consejos para tu curso de Nitrox

Por último, es altamente recomendable por no decir imprescindible controlar perfectamente técnicas de flotabilidad en aguas confinadas o abiertas y ser capaces de hacer un giro de 360 grados simplemente remando con las aletas. En el siguiente post te dejo los consejos para que te realices un apto médico para bucear.

EQUIPO NECESARIO:

Debido a las particulares características de este tipo de inmersiones es necesario hacer ciertos ajustes en el equipo. La premisa principal es llevar el menor material posible colgando, el peso justo y en el menor volumen posible. A continuación mencionamos algunos de los factores a tener en cuenta.

  • Traje: Optaremos por modelos completos de no menos de 5 mm que garanticen la protección térmica suficiente para la zona donde vamos a bucear. Para ello tendremos en cuenta la duración prevista de la inmersión.
  • Chaleco y regulador: Existen modelos específicos mucho más simples y ligeros que buscan evitar enredos y con enganches específicos para elementos de iluminación extra etc.
  • Aletas: Se deben utilizar aletas ajustables de pala única, hay que desechar los modelos de palas móviles o de hojas divididas ya que pueden provocar un enredo con el hilo guía. Optaremos por un modelo simple pero potente y con elementos de ajuste sencillos para evitar enredos.
  • Linterna: A pesar de que el material de buceo sufre constantes evoluciones probablemente las linternas sean el elemento menos seguro de todo el equipo. Por ello y ante la importancia que el mismo tiene en el buceo en cuevas deben llevarse dos focos de seguridad además del principal con sus correspondientes baterías adicionales. Es importante que no cuenten con cordones para evitar enredos y que sea fácil de ubicar en el chaleco cuando necesitemos las dos manos libres.
  • Cuchillo: Buscaremos un modelo pequeño fácil de transportar y que cuente con cortacabos.
  • Carrete y guía.

Riesgos del buceo en cuevas

Antes empezar a enumerar los riesgos de bucear en cuevas vamos a hacer una distinción del perfil de buceador y el tipo de buceo en cuevas que vamos a practicar. Para que nos entendamos, no es lo mismo ir en unas vacaciones a bucear en los cenotes de México, que liderar un equipo de investigación tratando de encontrar el final de un sistema de cuevas inexplorado. Los turistas que bucean cenotes obviamente lo hacen con muy poco riesgo, mientras un equipo de exploración está desarrollando una actividad mucho más peligrosa. 

Ahora sí, vamos con una lista de riesgos que hay que tener en cuenta cuando se practica espeleobuceo:

  • Ausencia de salida directa a superficie: Es el mayor riesgo de esta modalidad de buceo. En mar abierto puedes ascender directamente a la superficie en cualquier momento. Si lo haces de forma descontrolada puedes sufrir enfermedad descompresiva, pero al menos estás en superficie. En una cueva si tienes un problema tendrás que nadar de vuelta al punto de entrada para salir del agua.
  • Distancia a la salida: Continuando con el tema, si pasa algo puedes estar muy lejos de la salida y hay que volver sí o sí.
  • Oscuridad: La oscuridad en las cuevas es total, debes de ir equipado con una luz suficientemente potente y recambios y aun así puedes verte envuelto en una situación de total oscuridad si todo falla.
  • Desorientación: Los sistemas de cuevas suelen ser muy confusos y pueden tener bifurcaciones, múltiples galerías, etc. NO SE DEBE PENETRAR UNA CUEVA SIN UN CABO GUÍA BAJO NINGÚN CONCEPTO. Es una de las principales causas de muerte de buceadores en cuevas.
  • Visibilidad: La mayoría de cuevas suelen tener en el fondo una capa importante de fango, también llamado limo que se genera debido a la erosión de cientos o miles de años. Este fango está compuesto de partículas muy finas que si se agitan quedan en suspensión y pueden reducir la visibilidad a cero, el peor escenario que podemos encontrar.
  • Estrechamientos: Una galería puede estrecharse poco a poco hasta apenas dejar pasar al buceador. En algunos casos puede incluso ser necesario quitarse parte del equipo para pasar por los estrechamientos. Esto solo se debe de hacer si se tiene el entrenamiento adecuado.
  • Cambios de profundidad: El patrón de profundidad puede variar y hacer perfiles en sierra, hay que tener mucho cuidado con esto, no solo por problemas de descompresión sino también por problemas en los oídos. Si subes y bajas varias veces y de repente se te bloquea un oído y no puedes compensar tienes un problema serio para volver a la salida.
  • Cambio de condiciones: las condiciones en las cuevas pueden ser cambiantes, de repente podemos vernos sorprendidos por una corriente en un sifón, una haloclina* o una corriente de marea en cuevas marinas.

*Haloclina: Es un efecto visual que se produce al mezclarse agua salada con agua dulce y que provoca un descenso drástico de la visibilidad. Todo se ve borroso de repente.

Como evitar estos riesgos

Diving sur

La forma más sencilla de evitarlos es no buceando en cuevas, evidentemente, pero como a algunos nos apasiona el buceo en todas sus formas y estamos dispuestos a asumir ciertos riesgos, la segunda forma de reducir el peligro al mínimo es mediante la formación y el entrenamiento. Para practicar el espeleobuceo es imprescindible un curso debe de ser un curso de calidad, con instructores con buena reputación y que sepan lo que están haciendo. Ya hemos dicho alguna vez que no debemos de escatimar en nuestros cursos de buceo, que los cursos baratos suelen ser sinónimo de poca calidad y a veces incluso peligrosos. En el caso de un curso de buceo en cuevas esto es de vital importancia. 

Una vez dicho esto vamos a ver como se gestionan los riesgos que hemos mencionado antes:

  • Ausencia de salida directa a superficie y distancia a la misma: Pase lo que pase hay que volver a la entrada y nuestra mayor preocupación será la gestión del gas, o lo que es lo mismo: la posibilidad de quedarnos sin aire. Para evitar situaciones peligrosas hay que aplicar la regla de los tercios de la que hablaremos más abajo.
  • Oscuridad: Seguridad por triplicado. Para ir sobre seguro deberíamos llevar tres fuentes de luz y al menos una de ellas debe de ser de baterías para evitar errores de carga. Aún así si fallan todas ellas hay protocolos que podemos seguir para salir.
  • Desorientación: No se debe de penetrar en un sistema de cuevas sin un cabo guía, en algunos sitios lo llaman hilo de oro (por el color amarillo que se usa de forma protocolaria). Si no hay ya un cabo guía o línea de vida, debemos de tenderlo nosotros con un carrete y nunca abandonarlo. Además del cabo guía deberíamos de marcar la dirección de salida con flechas o “galletas”.
  • Visibilidad: El dominio absoluto de la flotabilidad es esencial para el buceo en cuevas. Una perdida de flotabilidad nos puede hacer agitar el fondo con las aletas y provocar un esceanrio de visibilidad 0, esto puede resultar fatal.  
  • Estrechamientos: Si cabemos y estamos entrenados para quitarnos el chaleco o las botellas (cuando buceamos en sidemount) podemos seguir, si ya no cabemos hay que nadar hacia atrás (reverse kick) y debemos dominar esta disciplina para no remover el fondo.
  • Cambios de profundidad: esto no está tanto en nuestra mano, pero una precaución a tener en cuenta es no bucear si hemos o estamos constipados o hemos sufrido problemas de oído recientemente.
  • Cambio de condiciones: Cuando se bucea en cuevas hay que estar siempre alerta y no bajar la guardia. Ante cualquier situación sospechosa hay que cancelar la inmersión antes de vernos metidos en un lío gordo.

Principales causas de muerte de buceadores en cuevas

No pretendo asustar a nadie, pero estas cosas pasan y hay que hablar de ellas sin tabúes para evitar que sigan pasando:

  • Falta de entrenamiento: Es la causa más frecuente, mucha gente subestima los riesgos y se lanza a bucear en cuevas sin el entrenamiento adecuado con resultado fatal. Suele pasarle mucho a instructores que se piensan que el hecho de ser instructor te habilita a bucear en cualquier circunstancia. El espeleobuceo es una disciplina con sus propias reglas y peligros, practicarlo con seguridad poco o nada tiene que ver con que seas instructor.
  • Exceso de confianza: A muchos buceadores de cuevas y en ocasiones muy experimentados les pasa, se confían y cometen errores de novato, como no tirar cabo de entrada, no marcar un salto*, apurar el aire, etc. Somos nuestro peor enemigo…

*Un salto es cuando abandonamos el cabo guía principal para tomar una bifurcación con otro cabo guía independiente, cuando se hace esto hay que tirar una línea con un carrete de un cabo a otro.

  • Equipo inadecuado y/o insuficiente: Entrar con una sola linterna o sin carretes o sin marcadores o incluso sin equipo redundante suele ser motivo de accidente.
  • Problemas con el equipo: El equipo para el buceo en cuevas debe de estar en perfectas condiciones. Un fallo de suministro de aire o una perdida de flotabilidad por culpa del equipo puede ser fatal.
  • Gestión del aire: No respetar la regla de los tercios o despistarse con el aire es otra fuente de accidentes en espeleobuceo.
  • Falta de skills: El buceo en cuevas no es para todo el mundo, hay que dominar la flotabilidad, el aleteo reverso, el trim y otras muchas cosas. Si no se tiene un dominio absoluto de todas estas habilidades puede suponer un riesgo para todo el grupo.
  • Perdida de concentración: La concentración es fundamental, si la perdemos y de repente perdemos el trimado podemos remover el fondo y pasar a visibilidad cero
Divingsur
Suscribite gratis

Hasta aquí he tratado de resumirte los mejores consejos y prevenciones para el buceo en cuevas y cavernas, pero acordarte siempre que la mejor prevención es el sentido común y nunca realices operaciones de buceo si no tenes el entrenamiento adecuado.

Hasta el proximo post de www.divingsur.blog 👌

Un comentario en “Bucear en cuevas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s